El Estado Actual del Carro Eléctrico

El precio del petróleo ha jugado un rol clave en mantener los carros eléctricos inasequibles para muchos conductores porque cuando la gasolina es barata los combustibles alternativos no pueden competir
El precio del petróleo ha jugado un rol clave en mantener los carros eléctricos inasequibles para muchos conductores porque cuando la gasolina es barata los combustibles alternativos no pueden competir

La promesa da la conducción libre de gasolina aún tiene que ser realizada, pero muchos fabricantes de autos están apostando a que la nueva década verá vehículos eléctricos y otros de emisión cero pasar el punto de inflexión –moverse de un mercado nicho a una opción popular para conductores urbanos. Ford, Nissan y BMW tienen carros exclusivamente eléctricos en uso limitado y planean tenerlos en sus concesionarios para 2010. Honda está desarrollando un híbrido de hidrógeno-eléctrico y la nueva generación de Toyota Prius será capaz de recargarse en casa, promoviendo la disminución de su consumo de gas.

Hay un número de factores detrás de los billones de dólares en investigación y desarrollo que los negocios están destinando a los carros eléctricos. Reducir las emisiones de carbono es uno. El caché entre algunos consumidores de productos verdes es otro. En Estados Unidos la independencia energética añade una dimensión política a la demando por lo eléctrico. Sin embargo, un factor fundamental el éxito o fracaso por lo eléctrico continúa en los precios del petróleo.

“El precio del petróleo ha jugado un rol clave en mantener los carros eléctricos inasequibles para muchos conductores porque cuando la gasolina es barata los combustibles alternativos no pueden competir”, dice Dr. Andrzej Sobiesiak, jefe de the Department of Mechanical Automotive and Materials Engineering at the University of Windsor. Las baterías que almacenan y proveen electricidad son costosas de fabricar, mantener y desechar. Mientras que las economías de escala y las mejoras continuas verán los precios caer con el tiempo, los propietarios de los carros eléctricos aún no se han quebrado con su inversión.

En Norte América más leyes estrictas sobre emisiones anudadas con descuentos y otros incentivos están empezando a ladear la balanza en sentido opuesto a los carros que queman gasolina. Estas estrategias han sido efectivas en Dinamarca, donde el impuesto de %200 sobre la compra de carros nuevos es cedido en los carros eléctricos y parqueadero gratis en el centro de Copenhagen hace parte del trato. California ha estado a la vanguardia de los propietarios de carros eléctricos, en parte debido a su legislación anticontaminación.

Los altos costos de poseer y operar un carro eléctrico no son el único factor que los mantiene en la margen. Bajas velocidades máximas y poca aceleración son parte de la imagen del carro eléctrico, incluso si el carro en sí mismo se ha vuelto rápido y responsivo. Un rango limitado tiempos de recarga largos también son limitaciones a los ojos de muchos conductores.

Bajo condiciones óptimas, carros exclusivamente eléctricos tienen un rango de 150 km o menos y puede tomar más de 12 horas recargarlos si se conecta a un enchufe casero estándar. Tanto las temperaturas extremas como las altas velocidades agotan más rápido las baterías. En Canadá, esto es un problema mayor que en Europa o las densas áreas urbanas que rodean los Ángeles o Nueva York.

Tampoco es claro que estos carros sean verdaderamente más amigables con el ambiente que sus contrapartes que queman gasolina. Aunque no generan emisiones al ser manejador, los carros eléctricos son tan verdes como la energía que utilizan. Un carro libre de gasolina energizado con electricidad proveniente de combustibles fósiles puede en últimas causar más emisiones de carbón que los carros compactos más eficientes actualmente en el mercado.

“El dióxido de carbono puede ser retirado más fácilmente en plantas generadoras de energía que de vehículos en la autopista”, dice el Dr. Sobiesiak, lo que es una ventaja de los motores impulsados por baterías sobre los motores de combustión interna, “pero no están reduciendo necesariamente el consumo de combustibles fósiles.” Las baterías en sí mismas traen sus retos ambientales ya que deben ser tratadas como basura peligrosa una vez expira.

Algunos críticos apuntan a la falta de compromiso corporativo para explicar por qué tan pocos híbridos, y aún menos carros eléctricos puros, están en las carreteras hoy día. El documental del 2006 ¿Quién mató al Carro Eléctrico? sugiere que General Motors saboteo las posibilidades de su batería EV1, y en última instancia la retiró, porque su éxito amenazaría su línea SUV más rentable.

Si la pizarra de carros verdes debe empezar producción este año se debe a un cambio de posición, el deseo de ser el primero en cumplir esta demanda o la necesidad de cumplir con reglas acera de la eficiencia de los combustibles, cada gran fabricante de carros, y algunos pequeños, están planeando modelos que requerirán muy poco o nada de gasolina.

Así mismo, los fabricantes están apuntando a otro obstáculo: los precios altos. Aunque no se han establecido precios oficiales, Nissan, Ford y Chevrolet están esperando entrar al mercado con precios entre  $30,000 y $40, 000. Esto es significativamente mayor que el precio del híbrido Prius, pero aun así una ganga  en comparación con el Tesla Roadster, el único carro eléctrico capaz de ser conducido en autopistas de amplio uso hoy día, que tiene una precio base de más de  $100,000.

Por: Rebecca Walberg, Financial Post

Articulos Relacionados

La Ciudad como un Ecosistema: Nuevos Modelos para Ciudades y Paisajes Sostenibles

Chevy Volt listo para venderse en 2010 por 40mil dolares

Se alistan los autos hibridos de Europa – BMW, Mercedes y VW

Calculadora para determinar cuando es mas barato un carro electrico que uno de gasolina

6.000 camiones de correo se cambiaran de gasolina a electricidad

Related Posts: