Consejos para un jardín eco-amigable

Un jardin ecoamigable utiliza agua de lluvia, materiales y plantas locales, atrae aves e insectos beneficos que ayudan a la polinizacion
Un jardin ecoamigable utiliza agua de lluvia, materiales y plantas locales, atrae aves e insectos beneficos que ayudan a la polinizacion

La mayoría de los propietarios de casas comienzan por hacer que sus hogares sean más amigables con el medio ambiente a través del uso de aplicaciones energéticas más eficientes y de bombillos de luz fluorescente. Sin embargo, existen también otras opciones para la parte externa de la casa que  permiten ser conscientemente ecológico como hacer un jardín que sea amigable con el medio ambiente.

Un jardín eco-amigable ahorra agua, tiempo y dinero y un área verde también significa menos trabajo pues requiere lo mínimo para ser mantenido. Un jardín convencional requiere más pesticidas que pueden dañar la naturaleza y gastan mucha agua. Los jardines amigables con el ambiente necesitan menos involucramiento y uso de agua. En lugar de usar pesticidas dañinos, se puede  optar por aplicar un poco de sabiduría básica para tener un jardín con un ecosistema natural.

Diez Pasos para un Jardín Amigable con el Medio Ambiente

1. Coloque las plantas correctas en el lugar correcto. Por naturaleza, las plantas crecen con tierra, sol y agua. Escoja plantas que crezcan naturalmente en su área de residencia que naturalmente atraerán mariposas, pájaros y abejas que ayudarán a realzar la belleza de su jardín y lo ayudarán a crecer. Considere como sus plantas crecerán y deles un espacio amplio de tal forma que puedan crecer hasta su tamaño natural. Esto ayuda a darle más sombra a su jardín y su hogar y lo ayuda a ahorrar costos en sistemas de ventilación y enfriamiento.

2. Disminuya el tamaño de su césped y remplácelo con jardineras. Disminuir el césped ahorra tiempo, energía y agua destinados al mantenimiento y la poda, además disminuye la necesidad de usar fertilizantes.

3. Reduzca el uso de pesticidas y mejore la tierra de tal forma que las plantas puedan crecer sanas y se previenen pestes y enfermedades. Tómese su tiempo para determinar el problema antes de comenzar a usar químicos. Revise posibles opciones y averigüe localmente por información acerca de formas sanas para mantener la tierra.

4. Cree un jardín de lluvia. Un jardín de lluvia no sólo aprovecha la topografía existente de su terreno sino que es excelente para reducir el desagüe del agua lluvia y la polución del agua.

5. En lugar de deshacerse de sus recortes de césped, déjelos en su terreno y comience una pila compuesta para reciclar las hojas caídas, el recorte de las plantas y las flores muertas.

6. Cree un hábitat silvestre  para proveer casa a pájaros, mariposas e insectos benéficos. Considere sembrar plantas y árboles con flores, bayas y frutos. Los colibríes aman flores como las trompetas de ángel y las fucsias mientras que los insectos benéficos son atraídos por tomillo, girasoles, caléndula, alyssum y bayas de nieve.

Evite usar cesped ya que normalmente se requiere mucha agua y pesticidas.
Evite usar cesped ya que normalmente se requiere mucha agua y pesticidas.

7. Practique el cuidado natural del césped podando en un ajuste alto para sacar la hierba y desarrollar raíces más profundas. Pode el césped en periodos regulares para remover solamente una tercera parte del tamaño del césped cada vez que poda. Cortar mucho de una sola vez puede estresar el prado.

8.  Escoja materiales porosos para senderos, caminos y patios. Los patios y senderos porosos permiten que el agua de lluvia sea tomada por la tierra y retorna a los acuíferos donde será purificada en lugar de ser transportada hasta el océano lleno de contaminantes que dañan la vida marina.

9. Busque localmente los materiales para su jardín.  Tal vez no sea consciente de lo mucho que tuvo que viajar la piedra o roca ornamental para llegar a su casa. Utilizar esta piedra crea un impacto ambiental enorme y como los costos de transporte van en aumento, es más razonable buscar sus materiales en su propia área y reciclar siempre que sea posible.

10. Haga un plan y esboce su jardín en un papel. Al hacer esto, ahorra en gastos y mantenimiento. Un profesional puede ayudarlo en elegir las plantas y formas apropiadas de enriquecer el suelo y aumentar la productividad de irrigación de su jardín.

Tomado de IBTimes

Related Posts: