Cómo vivir en una casa eco-amigable

Tips para hacer de su casa un lugar ecoamigable
Tips para hacer de su casa un lugar ecoamigable

Ahorre Energía

1. Instale un termostato programable. Se puede programar para que ajuste la temperatura mientras está en el trabajo o durmiendo, de esta manera ahorrará energía y dinero. Los sistemas de calefacción y enfriamiento dan cuenta del 55% del uso de energía y se puede ahorrar hasta 180 dólares cambiándose a un termostato programable y usándolo de manera adecuada.

¿Cómo funciona un termostato programable? Se puede programar, por ejemplo, para que refresque de noche mientras se está durmiendo y en la mañana vuelva a calentar. En  el verano, se puede programar para mantener el aire acondicionado apagado mientras se está en el trabajo y que refresque la casa hacía la hora del día en que se está de regreso. Algunos termostastos permiten programar diferentes horarios para cada día de la semana.

Póngase en marcha. Los termostatos programables se venden en tiendas para mejoramiento del hogar, se pude encontrar uno bueno por menos de 100 dólares. Para establecer como maximizar sus beneficios puede visitar www.energystar.gov y buscar por “programmable thermostat”.

2. Realice seguimiento a su uso de energía. Nada hace que quiera ahorrar tanto energía como los números. Puede utilizar un programa de software para analizar el uso de energía en su hogar e incluso los puede rastrear en vivo en línea.

Existen muchos programas disponibles que le pueden ayudar a controlar su consumo de energía. Uno que nos gusta: Microsoft Hohm. Se baja gratis. El programa le pide que introduzca información sobre su hogar, sus aplicaciones y sus hábitos. Después realizará un reporte de energía personalizado: usted podrá ver que está consumiendo la mayor cantidad de energía en su casa, si su uso de energía está por encima o por debajo del promedio para su área de residencia y que puede hacer para mejorar sus números.

También puede averiguar si su proveedor de energía ofrece formas de rastrear su uso de energía en línea. Algunos proveedores (p.e. TXU en Estados Unidos) permiten conectar su termostato programable a Internet. El programa iThermostat le permite revisar y ajustar su termostato desde cualquier computador en línea.

Póngase en marcha: encuentre el programa Microsoft Hohm en www.microsoft-hohm.com. Verifiqué con su proveedor de energía si puede rastrear su uso en línea. Mire tambien la opcion de google para monitorear el consumo.

3. Cámbiese a energía renovable. Quizás ni siquiera deba cambiar de proveedor. Hoy en día muchas compañías ofrecen a los usuarios la opción de utilizar energía renovable. El valor es un poco más alto, pero su impacto en su huella de carbono es increíble.

La energía que llega a su casa no cambia, aún llega de la misma torre de energía. Tener  potencia renovable significa que su dinero es designado a energía renovable. Entre más gente pague por viento en lugar de carbón, más de esa población recibirá energía del viento y no del carbón.

Póngase en marcha: revise la página web de su proveedor para determinar si existe la opción de utilizar energía verde. También puede revisar www.powertochoose.org para ver que se hay disponible. Puede buscar compañías con opciones verdes.

4. Invierta en dispositivos eficientes. Refrigeradores viejos e ineficientes, así como otros dispositivos pueden chupar mucha energía. Así que si tiene o quiere reemplazar un dispositivo este año busque la nominación Energy Star. Los dispositivos Energy Star requieren mucha menos energía y, por tanto, mucho menos dinero. Un refrigerado Energy Star, por ejemplo, usa al menos un 20% menos de energía que un refrigerador estándar.

¿Cómo saber si que tiene es adecuado? Energy Star tiene pautas.  Si su lavadora de platos fue hecha antes de 1994 está chupando energía de una manera alarmante. Si su lavadora fue fabricada antes de 1998 es una draga en el sistema. Y si su refrigerados es de cerca de los 80 usted puede gastar alrededor de 100 dólares extras cada año sólo por mantener su leche fría.

Póngase en marcha. Vaya a la página web de Energy Star: www.energystar.gov. Allí podrá encontrar una guía de compras para dispositivos mayores.

5. Selle sus puertas y ventanas. Especialmente, si se tiene una casa vieja es probable tener algunas corrientes y escapes de aire alrededor de sus puertas y ventanas. Revise sus ventanas y mire si puede sentir los huecos por los cuales el aire se está moviendo. Se pueden encontrar sellantes en cualquier tienda de mejoras del hogar por menos de 5 dólares. Si cree que tiene muchas fugas considere contratar un auditor de energía.

Póngase en marcha: Encuentre un auditor de energía, puede consultar la página web:

www.sierraclubgreenhome.com.

Ahorre agua

Ahorrando agua no solo ahorramos dinero sino que contribuimos a tener ciudades que son mas amigables con el ambiente
Ahorrando agua no solo ahorramos dinero sino que contribuimos a tener ciudades que son mas amigables con el ambiente

6. Limite su uso de agua. Si usted instala unas pocas herramientas para ayudarlo a usar menos agua, puede que ni siquiera note la diferencia. Si su grifo no tiene un aireador de bajo caudal, añada uno. Enroscado al final de su grifo reducirá el flujo de agua, algunas veces hasta medio galón por minuto. Mientras tanto, añaden aire al flujo de tal forma que no se nota la reducción en la presión del agua. Se puede encontrar un buen aireador por menos de 5 dólares.

Considere también una ducha de bajo caudal. Se pueden encontrar duchas de bajo caudal que gastan entre 2 y 1.5 galones de agua por minuto, incluso menos.

Póngase en marcha: la mayoría de las compañías de duchas tienen opciones de bajo caudal, y se están volviendo mejores y más sofisticadas.

7. Reevalúe su jardín. Ahorre agua: Siembre plantas nativas que se adecúen al clima y las condiciones del suelo de su área de vivienda con facilidad.

Póngase en marcha: Si no está seguro de qué plantar consulte con viveros en la zona. Consulte nuestro articulo sobre JARDINES ECOAMIGABLES

Salve los vertederos

8. Use menos plástico. El plástico es fácil, pero no es siempre la opción más ecológica.  Use contenedores de vidrio para almacenar y calentar su comida. Lleve sus propias bolsas al supermercado para evitar llevarse a casa bolsas plásticas que terminan en la basura. Comprométase a dejar de llenar su nevera (y su basura) con agua embotellada. Si usted se opone al agua de la llave, adquiera un jarro filtrador o enganche uno al grifo de la cocina.

Póngase en marcha: si le gusta la conveniencia del agua embotellada, cosidere esta opción: una compañía llamada Clear{-2}0 hace botellas para agua con un filtro integrado. Puede llenarla cuando quiera en cualquier lugar y tomar agua filtrada de buen sabor sin recurrir al agua embotellada. Visite la página web: www.clear2o.com.

9. Disponga de las cosas  responsablemente. Encuentre los sitios de reciclaje de su ciudad y lleve el material reciclable y aprenda que hacer con todas esas cosas peligrosas que no deben ir a un vertedero como baterías, aceite de motor, electrodomésticos y bombillos compactos de luz fluorescente.

10. Intente el compostaje. Se puede reducir la cantidad de basura que usted envia a los vertederos de basura reaprovechando los desechos organicos para su jardin. Hay varias opciones desde caseras hasta de alta tecnología, las mas sencillas son las de compañias como NatureMill que incorporan el aparato de procesamiento de compostaje al triturador de basuras, solo basta con que usted deposite los desechos organicos como sobras de comida o papel y el aparato los degrada por usted. Al final tendra un excelente abono para su jardin y habrá enviado menos basura al deposito de su ciudad.

Pongase en Marcha: Visite el jardin Botanico de su ciudad para conocer el proceso natural de generacion de compostaje, o visite la siguiente pagina con información sobre compostaje:  www.timetorecycle.com,

Tomado de Star-Telegram.

Related Posts: